Historia

Una lluviosa mañana del mes agosto de 1990, un grupo de amigos recibió una extraña llamada de parte de un viejo conocido con el que habían vivido las travesuras de la infancia en el barrio Los Yoses y en el Colegio Metodista y con quién también en algún momento habían compartido el sueño de tener un grupo que tocara rock...
“Quiubo, habla Luis Vargas, todo tuanis?...mae... que planes tenés para hoy en la tarde... nada... qué bien!!! Por que no te llegás a mi choza como a las tres y nos tomamos unos aguarrases.. pura vida! Entonces nos vemos... ah! por cierto vos tenías una guitarra de palo verdad? Por qué no te la traés para armar un vacilón... es que también van a estar mis hermanillos y van llegar otros carajos y sería tuanis recordar viejos tiempos... OK nos vemos!

Los que recibieron esa llamada se sintieron tremendamente confundidos, por lo general a uno lo invitan a almorzar (con características de tanda vespertina) o bien a una cena tradicional (con características de tanda nocturna)..., pero un sábado por la tarde????
Luis Vargas dueño de la casa y sus hermanos Norman y Bernardo se encontraron más temprano para organizar la reunión y después de las tres, uno a un empezaron a llegar... primero Esteban Soler, abogado, guitarrista, cantante, ex - integrante del legendario grupo La Silla Eléctrica, después Mario Mora, en ese momento cantante del Grupo Amigos y como siempre, el último en llegar fue Carlos Sequeira, publicista, ex – chelista de Orquesta Sinfónica Juvenil.

“Yo me apuntaría, pero estoy sin un cinco para comprar los chunches”

“Yo casi no tengo tiempo”

“Yo no sé si la doña me deja”

“Yo ya estoy en un grupo y no podría

Así cada quién dio su excusa, pero en le fondo la idea daba vueltas y vueltas... de repente Luis invitó a los presentes a conocer su recién construido cuarto de música... al terminar de subir las escaleras los carajos quedaron con la quijada como la del Coyote del Correcaminos, el cuarto de música en realidad era un chante para ensayar y ahí estaban todos los aparatos necesarios... dos guitarras eléctricas, la batería, el bajo, un teclado y la amplificación necesaria... ya no había excusas.
Ahora las preocupadas eran las esposas... “Qué pensás de que se nos vayan a hacer músicos a estas alturas de la vida? “No te preocupés que dura más una tocola en la Reforma que la fiebre por el conjunto...”
De ahí en adelante, los sábados se convirtieron en días de ensayos... claro siempre tocaban una y otra vez la misma canción (The Letter – original de los Box Tops)... por supuesto quienes más sufrían esta situación eran las propias doñas que preguntaban ...

“¿ Y cuando van cambiar de pieza? Ya estamos hartas de oír siempre lo mismo!!!”
“Es que no queremos cambiar hasta que esta nos salga perfecta!!”
“Ya tienen un mes de estar en lo mismo...qué brutos más lerdos... ¡@´+”!!¡¡[{/*I)!!... parecen TORTUGAS!!!!

Así siguió la situación hasta que Canal 13 empezó a anunciar un concierto, con motivo del aniversario del Bar Rockolas, para el mes de diciembre, en el que participarían las leyendas del rock nacional: Los Gatos, Los Thunder Boys, Los Pokers, Apple’s Band y muchos otros.
Bernardo en un ataque de valentía y sin encomendarse ni a Dios ni al diablo, tomó la decisión de inscribir al grupo en esta actividad, claro cuando le preguntaron por el nombre del conjunto, solo recordó los fuertes epítetos de las doñas y lo único que se atrevió a balbucear fue “Tortugas”, sin pensar que este sería el bautizo oficial del grupo.!

DICIEMBRE DE 1990 DEBUT
Carlos Sequeira, Bernardo Vargas, Chuck Redondo, Esteban “La Teta Flaca” Soler y Norman “Tacaco” Vargas

Diciembre, 1990.
Cuando Luis era baterista.
Diciembre, 1990.
Las Tortugas en pleno Debut,
Fuente de la Hispanidad.

La nervia cundió entre los incipientes tortugos y empezaron a planificar lo que sería su debut... primero que nada había que conseguir un requinto, ya que un grupo de rock fozosamente debía tener uno... Esteban conocía a Carlos “Chuck” Redondo que había tocado para el grupo City Blues y lo invitó a participar y para sorpresa de todos... aceptó!

Con siete piezas en el repertorio y seis nerviosísimos músicos: Luis Vargas en la batería, “Chuck” Redondo, Esteban Soler y Bernardo Vargas en las guitarras (parecía una rondalla), Norman Vargas en los teclados y Carlos Sequeira en el bajo, Las Tortugas hicieron su debut con el frío de diciembre.

a verdad es que no les fue tan mal, tanto así que Lacsa los contrató, a cambio de seis boletos a Miami (que nunca les pagó), para que amenizaran un concierto en La Sabana, alternando con José Capmany y la Comparsa Los Brasileiros, que celebraría la llegada de los primeros Airbus a la flota de esa aerolínea. Finalmente y como no se firmó ningún contrato, Las Tortugas no pudieron cobrar los boletos y esto originó el primer pleito interno.. aquí sufrieron la primera baja: Esteban Soler abandonaría la música para dedicarse exclusivamente al derecho (hoy ya recibió autorización para integrar un grupo – es el líder de Las Momias).

1993, Las Tortugas, Segunda Generación.

El sustituto fue Carlos Soto “El Batracio” pero también su paso fue efímero. Norman y Bernardo, con muchas obligaciones laborales y “Chuck” muy enamorado en esos días, aprovechan el impasse y deciden abandonar las filas. En ese momento, enero del 92, Las Tortugas boqueaban... solo Luis y Carlos quedaban apuntados.
Motivos laborales llevaron a Carlos a viajar a la ciudad de New York, estando allá recibe una llamada... “Mae Carlos, habla Luis, todavía seguís empatinado con la vara del grupo?” - “S-S-i por qué? - “Te acordás de Tuko Sáenz, mi profesor de batería? - “Pués resulta que él se apunta a tocar con nosotros, así que yo paso a tocar segunda guitarra, nos conseguimos un requinto y un tecladista y listo”. - “Diay, démole viaje yo me apunto”.

1991, TICALINDA,
Tacaco, Carlos Soto cantando, Chuck y Carlos.

Gracias a las recomendaciones de Solón Sirias (del Grupo Expresso) y de Edgar Castro “El Escapado”, Luis, Carlos y Tuko contactan a un guitarrista y a Sergio Cortés (teclado) y se inicia la segunda etapa del grupo.

1993, Las Tortugas, Segunda Generación.
Tuko, Luis, Carlos y Sergio.
El chiquito es Carlos Luis Vega, hijo del recordado cineasta Victor Vega (qdDg) y Julia Ardón, los fotógrafos, que por cierto no cobraron nada por la foto...
muchas gracias!!

Empieza el boom de conciertos en bares y es así como el grupo se convierte en amenizador frecuente en lugares como: el Bar Sands, Akelarre, Cuartel de la Boca del Monte. El Tablado, Catástrofe, Tequila Willys, Rock Café, Cebolla Verde, Valerios, Jaulares y Classic Rock’n Roll..

En 1994 se incorpora al guitarrista peruano Tomás Díaz. Poco después el suertudo de Tuko se pega la “Lotería Fiscal” y decide retirarse de la música. En este momento se incorpora el baterista William Vega y el grupo sigue.

Un tiempo después, Sergio se ennovia y se va… lo sustituye el tecladista alemán Federico Lepenis.

Esta fue una etapa tremendamente creativa del grupo, tanto así que en 1998 firman un contrato con la disquera mexicana “Multimusic”, con quién graban un disco de música mayoritariamente original: Fuera de Foco (del cual solo llegaron unas pocas copias al país).

1998, Grabación del Disco, William, Luis, Tomás y Federico, en el aeropuerto de México DF.
1998, GRABACIÓN DEL DISCO – GRAN CELEBRACION AL FINALIZAR.
Nótese la gran cantidad de
tequila y sangrita!!
1998, Grabación del Disco. Tomás en el estudio.
1996, ESPOCA DE ORO - COYOTE.
Abraham, William, Carlos y Luis.
Finalmente la portada y el disco terminados!!

Los problemas distribución y el hecho de que William, Federico y Tomás abandonaran las filas “Tortugas” hicieron que se perdiera el interés en promocionar este disco.

En 1999 se incorporan Abraham Valenzuela en la guitarra, Oscar Madrigal en los teclados (ambos provenientes del Grupo Amigos) y Tuko Saénz, quién decide regresar a la música después de 7 años de retiro.


2004 - Abraham, Oscar, Luis, Charly y Tuko

Con esta alineación logran mantenerse por 4 años hasta que “Tuko” en el 2004 se retira del grupo y regresa, William, después de haberse dedicado al reggae por algún tiempo.

A mediados del 2005, el reconocido productor norteamericano Phil Kaffel quién después de oír a Los Tortugas (como dice él) e impresionado por la energía de la presentación, los convence para grabar un show en vivo bajo su dirección. Esto se hace en Jazz Café el 2 de octubre del 2004.

Para Junio del 2005 se planea un viaje a Los Angeles con el fin de editar y mezclar el disco. Para esta época Luis y Oscar, cansados del trajín tortugo, deciden abandonar las filas. Luis es sustituido por Fernando (su hijo) y Oscar por Carlos Ramírez, un viejo conocido de Abraham y William.

2005 Editando el disco, Phill Kaffel (de pie) y Joe Alcantar
revisando la grabación.

2005 Charlie, Fer, Willy, Abe y Joe chingando en el estudio.


Muchas aventuras han vivido juntos: conciertos para 4 personas, un matrimonio en que uno de los Tortugos (ya no está en el grupo) se llevó a la novia al asiento t5rasero de su nave, conciertos para miles de personas (Palmares, Guápiles y Carnavales de Puntarenas), música incidental para el show más sensual del año – Pelufo 2002, varias tarimas quebradas (cuando Charly pesaba 300 lbs... ya se está volviendo a acercar a ese peso.)... en fin muchos años de historia tratando de cumplir con su principal objetivo:pasarla bien y hacer que la gente la pase bien.

2005. Las Tortugas, Costa Rica

 


info@tortugasrock.com Tel: 884-2327